0
Falsos mitos sobre las AACC

¿Qué debemos saber sobre las Altas Capacidades?

El blog AA.CC La Rebelión del Talento ha escrito un documento, en colaboración con el catedrático y especialista en Altas Capacidades Javier Tourón, en el que tratan de desmontar los mitos y explicar las últimas investigaciones al respecto.

 

Cuando sabemos (por un informe privado) o sospechamos que nuestro hijo tiene Altas Capacidades, lo primero que debemos hacer es explicarlo en el colegio. Pero esto no es fácil. Hay padres que no lo cuentan y deciden mantenerlo en secreto. ¿Por qué? Porque la mayoría de los profesores no están familiarizados con este concepto e incluso algunos tienen ciertas ideas preconcebidas o prejuicios que nada tienen que ver con la realidad.

A veces, la falta de información afecta también a los propios padres, que creen que la etiqueta de “superdotado” puede afectar negativamente a su hijo. Pero la realidad se impone y los niños de Altas Capacidades tienen unas necesidades afectivas y emocionales que deben ser tenidas en cuenta. Ya no se trata sólo de adaptar los contenidos escolares, sino de su intensidad emotiva y su desarrollo personal.

El blog AA.CC La Rebelión del Talento ha escrito un documento que ha contado con la colaboración del catedrático y especialista en Altas Capacidades Javier Tourón. En él explican todo lo que debemos saber sobre las Altas Capacidades, para poderlo explicar con claridad a todo aquel que nos pregunte, ya sea profesor, orientador, psicólogo o padre. La idea encaja perfectamente con los objetivos de nuestro blog, porque no hay nada mejor que documentarse y asimilar los conceptos para luchar contra la desinformación y los “falsos mitos”.

En este sentido, el texto nos informa de que los avances en la investigación de la psico-pedagogía y la neurociencia de los últimos 15 años han roto varios clichés. Así, hoy en día sabemos que:

  1. El CI no es el único factor que define la alta capacidad.
  2. No existe un punto de corte (ni 130 ni ningún otro) a partir del cual los niños “son” o “no son”.
  3. El rendimiento académico no es tampoco la medida de la alta capacidad, ya que muchos niños rinden por debajo de su capacidad debido a diversos factores.
  4. El estudio de los perfiles que aportan los test psicométricos o las indicaciones sobre la edad mental en cada una de las áreas analizadas son una información mucho más valiosa que el propio CI.

En definitiva: “Las altas capacidades no son una cuestión de “ser” o “no ser”, sino del “potencial de llegar a ser”.

Ese potencial necesita ser desarrollado, trabajado e impulsado, no porque queramos que el niño sea más que los demás, sino porque es imprescindible para su felicidad.

A veces pensamos que nuestras acciones no cuentan, que deben ser los legisladores los que cambien una situación que consideramos injusta, pero olvidamos que los grandes cambios sociales proceden de la gente. Las grandes revoluciones vienen desde abajo, poco a poco, porque muchas gotas de agua forman un océano y la fuerza de un océano es inmensa.

Si nos formamos e informamos a los que nos rodean, los “mitos sociales” sobre las altas capacidades desaparecerán poco a poco. Sólo así podremos cambiar las cosas: todos juntos y poco a poco.

EN CASA Y EN EL AULA ¿QUÉ DEBEMOS SABER SOBRE LAS AA.CC? (PDF para descargar)

 

PARA SABER MÁS:

 

Fotografía: www.pixabaylcom.

CC0 Creative Commons

Gratis para usos comerciales
No es necesario reconocimiento

Comentarios cerrados