3
Mucho más que un CI (VÍDEO)

El CI no se puede utilizar solamente para identificar a un superdotado

El profesor Daniel Patón, del Área de Ecología de la Facultad de Ciencias de la UEX, nos habla en esta ponencia de las personas superdotadas como personas normales, con profesiones normales, que simplemente tienen algunos rasgos singulares. Según nos explica, ni son todos genios, ni tampoco grandes científicos, ni tienen altos rendimientos académicos… No son marcianos, ni gente conflictiva, ni disconforme con la sociedad. De hecho, cualquier docente ha tenido un 2%, al menos, de superdotados en sus clases y, en la gran mayoría de los casos, han pasado desapercibidos.

La OMS afirma que un superdotado es una persona cuyo CI es igual o superior a 130, pero el CI no se puede utilizar solamente como un “diagnóstico” de la superdotación, porque un superdotado no se entiende sin la parte emocional, sin su hipersensibilidad, hiperestesia, hiperemotividad, hipermadurez, hiperestimulación, sin su pensamiento arborescente y su velocidad de pensamiento…

En esta charla, en la Escuela Politécnica de la Universidad de Extremadura (España), Daniel Patón nos explica de forma sencilla, clara y concisa cómo son estas personas y cómo ayudarles en su aprendizaje y en su vida.

3 comentarios:
  • Rafael

    Gracias Daniel por esta conferencia tan concisa acerca de la superdotación.
    Tengo 38 años y fui detectado como superdotado hace poco más de un año. Esto me explicó muchos acontecimientos en mi vida que no comprendía antes de ser diagnosticado. Un buen psicólogo me dio el diagnóstico y las herramientas para trabajar en mi mente. Ciertamente, esto ha cambiado mi vida por completo. Pasé de la oscuridad a la luz.
    Gracias de nuevo y un abrazo.

    • Altascapacidadesytalentos

      Gracias, Rafael. La verdad es que conocerse a uno mismo es crucial en la vida. Un cordial saludo.

  • Daniel

    Gracias por compartir tu testimonio Rafael. Muchos hemos realizado esa transición. Saber que eres superdotado deja perplejo a mucha gente que ha sido detectada de adulta. Cuando me pasó encontré un vídeo en internet: “Al este de la campana de Gauss”. Era de AEST y decidí que quería pertenecer a una asociación que tenía esos valores de altruismo y dedicación a los demás. Me siento contento por ello.