0
Las AACC en EE.UU.

EE.UU., el ejemplo a seguir

Acaba de publicarse en Estados unidos el informe anual sobre superdotación, que refleja detalladamente las medidas que se están tomando en el sistema educativo para ayudar a los alumnos de altas capacidades a progresar en la dirección correcta. El mero hecho de publicarse este informe indica el interés que hay allí por ayudar a estos estudiantes.

La Asociación Nacional de Superdotados de Estados Unidos, junto con el Consejo de Directores Estatales de Programas para los Superdotados, elaboran periódicamente un informe sobre la situación de los niños de altas capacidades en el sistema educativo norteamericano. El último hace referencia al curso escolar 2014-2015.

Estas dos organizaciones llevan años insistiendo en que el sistema educativo debe apoyar a los escolares de altas capacidades, dedicando recursos humanos y materiales, mejorando la formación de los profesores, creando aulas de apoyo, facilitando a los alumnos las aceleraciones -que puedan saltar de curso sin problemas- y desarrollando programas de enriquecimiento, entre otras medidas.

La perseverancia de estas dos organizaciones ha conseguido notables avances. De hecho, el apoyo del sistema educativo estadounidense a los alumnos superdotados está a años luz del que tenemos aquí. No obstante, el informe refleja sobre todo las carencias detectadas allí, aunque nosotros vamos a destacar sobre todo los avances, que son impresionantes y nos deben motivar para tratar de conseguir aquí algo parecido.

Por ejemplo, de los 50 Estados (más el Distrito Federal de Washington) que componen los Estados Unidos, ya hay 4 que financian totalmente la atención a los alumnos más dotados y 14 la han incrementado en el último curso. Además, ya hay 19 Estados que exigen un título de capacitación especial a los maestros que imparten los programas de enriquecimiento destinados a los alumnos de alta capacidad.

Además, 25 Estados están evaluando cómo incrementar la preparación de los profesores para que mejoren su capacidad para detectar y atender a los alumnos de alta capacidad, siguiendo el ejemplo de Nevada, el único Estado que requiere por Ley que todos sus maestros reciban capacitación en educación para los más capacitados y con talento a través de un curso específico antes de iniciar su trabajo en las aulas.

Aunque hay 28 Estados que no hacen un seguimiento estadístico del rendimiento de sus alumnos de altas capacidades, en 7 Estados se exige a los distritos escolares que informen sobre los logros de estos estudiantes. Las estadísticas son muy importantes, porque tener información veraz y detallada sobre el rendimiento de estos alumnos los hace visibles a los ojos de los políticos. Y cuando hay datos, los gobernantes sí actúan.

También hay Estados que obstaculizan las aceleraciones para estos alumnos, incluso hay 4 donde los alumnos no promocionan de curso si dominan las materias, sino por su edad, y hay 2 Estados donde está prohibido que un estudiante de educación media pueda estar matriculado a la vez en asignaturas sueltas de secundaria, pero lo más habitual es la flexibilidad y las medidas más extendidas son las aceleraciones y los programas de enriquecimiento.

En todo caso, y pese a las carencias, el informe sobre la situación de los alumnos superdotados en EE.UU. en el curso 2014-2015 refleja que las cosas están mejorando allí, con la implantación de estrategias específicas. El mero hecho de que se publique este detallado informe refleja el interés que hay en los Estados Unidos por ayudar a sus alumnos superdotados y hacer que progresen en la dirección correcta.

 

PARA SABER MÁS:

State of the States 2014-2015. Informe completo. Pdf en inglés. 300 páginas.

 

Fotografía: Pixabay.

CC0 Public Domain

Gratis para usos comerciales
No es necesario reconocimiento

Comentarios cerrados