2
Qué son las Altas Capacidades Intelectuales

Una inteligencia muy superior a la media, un potencial para desarrollar, una forma de aprender y de sentir diferente, y un desarrollo asincrónico

La superdotación, la inteligencia y el talento son conceptos que pueden tener diferentes significados según las culturas. Por ese motivo, no existe una definición universalmente aceptada de lo que son las Altas Capacidades.

En España, no existe una definición oficial para identificar a los niños de Altas Capacidades. Comúnmente, utilizamos el término Alta Capacidad para referirnos a lo que antes denominábamos “superdotación”, incluyendo también a las personas con talentos. Es decir, aquellas personas que destacan en uno, dos o tres de los ocho tipos de inteligencia descritos por el psicólogo norteamericano Howard Gardner, en 1983, (lingüístico-verbal, lógica-matemática, espacial, musical, corporal-cenestésica, intrapersonal, interpersonal y naturalista).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que una persona es “superdotada” cuando su cociente intelectual es igual o superior a 130. Sin embargo, los test de inteligencia no son exactos y hoy en día los especialistas en el diagnóstico de la Alta Capacidad no tienen en cuenta únicamente este dato. También hacen otro tipo de evaluaciones de personalidad y creatividad antes de llegar a una conclusión definitiva. De hecho, si tenemos en cuenta la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner, podemos definir al superdotado como aquella persona que tras diversos test, muestra percentiles altos (por encima del 75) en todos los tipos de inteligencia.

Los estudios más recientes se alejan de este rígido baremo establecido por la OMS (CI 130) y prefieren referirse a los niños/as de Altas Capacidades como aquellos que tienen una capacidad de aprendizaje muy superior y una forma de aprender radicalmente distinta, que los diferencia del resto de niños de su edad.

Así, cuando nos referimos a un alumno de altas capacidades, hablamos de aquellos que poseen un cociente intelectual por encima de la media, que además destacan en múltiples aspectos, que tienen una gran capacidad creativa ya sea artística, literaria, científica, etc, y que muestran gran implicación en aquellas tareas que les interesan.

En EEUU, el término “gifted” o “talented” se aplica a los “estudiantes, niños o jóvenes, que dan muestras de tener un alto potencial de rendimiento en el área intelectual, creativa o artística, o en ámbitos académicos específicos, o una especial capacidad de liderazgo, y que necesitan servicios o actividades que no provee normalmente la escuela con el fin de desarrollar plenamente esas capacidades”.

Altas Capacidades/Alto rendimiento académico

A menudo, se suelen confundir las Altas Capacidades con el “alto rendimiento académico”. Pensamos que se trata de niños precoces, responsables, que muestran un especial interés por seguir la clase. Esperamos un niño silencioso y aplicado, que todo lo sabe, escribe perfectamente y lee sin parar. Sin embargo, muchas veces la inteligencia implica justo lo contrario: inquietud (tanto física como mental), rebeldía y dificultad para aceptar las normas cuando no son razonadas. De hecho, puede confundirse con el controvertido TDA-H (‘Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad’).

La principal diferencia entre un alumno brillante y uno de Altas Capacidades está en la gran sensibilidad demostrada por éste último.

 

Un potencial para desarrollar

Las Altas Capacidades expresan un potencial para desarrollar. Sin embargo, para que este potencial sobresalga convirtiéndose en un talento tangible es necesario que escuela y familia trabajen juntas, fortaleciendo el carácter y la personalidad del niño, y ofreciéndole los estímulos y retos necesarios.También hay que tener en cuenta que algunos niños dotados con aptitudes excepcionales pueden no mostrar niveles excepcionales de rendimiento debido a circunstancias ambientales, como pobreza, discriminación,  barreras culturales, discapacidades, trastornos de aprendizaje, problemas de motivación,  emocionales etc…

 

Una forma de aprender diferente

El cerebro de estos niños tiene una mayor capacidad lógica. Razonan mejor y aprenden mucho más rápido. Poseen un vocabulario y una capacidad verbal más desarrollados.

Las Altas Capacidades otorgan al alumno una forma y ritmo de aprendizaje diferente que no siempre encajan con el actual sistema de enseñanza (que establece límites según el currículum y la edad del alumno). Muchos de estos niños poseen habilidades que no destacan en la escuela actual (como la visión estratégica, la creatividad, la resolución de problemas complejos, la incorporación de soluciones diferentes, el liderazgo de grupos, la interrelación de conceptos entre las distintas asignaturas…) Otros tienen intereses en los que no pueden ahondar porque el currículum no los contempla en ese momento (como la astronomía, la química, la física, la historia, la filosofía…)

 

Una forma de sentir diferente

Las personas de Altas Capacidades tienen una especial sensibilidad. Debido a su intensidad emocional, los niños con AACC suelen ser acusados de melodramáticos. Sin embargo, las emociones que sienten son reales. Para ellos un grano de arena es realmente una montaña.

El psicólogo y psiquiatra polaco Kazimierz Dabrowsky, conocido por sus investigaciones en este campo, asegura que estos niños “tienen una capacidad de emocionarse profundamente. Desarrollan fuertes vínculos con personas, lugares y cosas”. Según las investigaciones de la psicóloga estadounidense Leta Hollingworth, el 90% de estos niños tienen una sensibilidad muy alta, así como un elevado sentido de la justicia.

 

Un desarrollo asincrónico

Según describió el psicólogo infantil especialista en superdotación Jean C. Terrasier, en 1994, los niños de Altas Capacidades suelen tener un desarrollo asincrónico, ya que su desarrollo intelectual va por delante de su crecimiento. Como consecuencia, las funciones cognitivas y emocionales se pueden desarrollar de forma desigual. Esto significa que pueden ser capaces de entender determinados acontecimientos o ideas al nivel de un adulto, pero no de gestionar las emociones que les provocan, ya que, debido a su corta edad y poca experiencia, aún no tienen las herramientas necesarias para hacerlo. De igual modo, su elevada capacidad de razonamiento tampoco está al mismo nivel de su capacidad de expresión. Es decir, que son capaces de comprender cosas que aún no puede expresar con palabras.

También se produce una disincronía social, porque se sienten diferentes al resto de sus compañeros. Algunos tratan de adaptarse al grupo, e incluso liderarlo, pero otros se aíslan voluntariamente en su propio mundo y desarrollan un comportamiento similar al que se observa en los niños con Síndrome de Asperger.

Este desarrollo asincrónico puede hacerles parecer más inmaduros de lo que son y, en ocasiones, generarles problemas para aprender a escribir, ya que su desarrollo motriz no siempre está ajustado con su evolución intelectual.

 

VÍDEO DE LA PEDAGOGA ESPECIALIZADA EN ALTAS CAPACIDADES MAITE GARNICA

 

 

PARA SABER MÁS

 

 

Fotografía:

Pixabay.com

CC0 Public Domain

Gratis para usos comerciales
No es necesario reconocimiento
2 comentarios:
  • Johnc687

    Un gran post. ¿Puedo utilizar una porción de él en mi sitio? Por supuesto enlazará a su sitio para que la gente pueda leer el artículo completo si lo desea. Gracias de cualquier manera.

    • altascapacidadesytalentos

      Hola. Por supuesto que puedes utilizarlo, pero, por favor, cita nuestra web y enlaza el contenido. Gracias.

Agregar comentario: