0
Los dragones dormidos

Los superdotados invisibles

Miles de niños con alta capacidad intelectual pasan inadvertidos para la escuela e incluso para sus familias, por no responder al estereotipo de “superdotado” que todos tenemos en mente.

 

La psicóloga especializada en superdotación Linda Kreger Silverman sostiene que la gran mayoría de los niños con alta capacidad en el mundo están ocultos a la vista. Son los “superdotados invisibles” de los que habla en su libro “Giftedness 101, The Psych 101 Series”.

Aunque pueda resultar extraño, tal y como destaca Silverman, estos niños no siempre se convierten en alumnos destacados, sino más bien al contrario, suelen ser etiquetados como “fracasados” por obtener calificaciones por debajo de su capacidad. Son como guepardos enjaulados que no pueden demostrar su velocidad punta. Su alto potencial no tiene la oportunidad de ser mostrado en el sistema educativo actual y su talento es desperdiciado.

La escuela actual está basada en normas y estándares de grupo. Cuestionar aquello que es irrelevante para la lección, plantear cuestiones complejas que no se saben responder, mostrar un conocimiento del tema superior al del maestro, dar respuestas inusuales e inesperadas etc… puede molestar a algunos profesores y causar burlas entre sus compañeros.  Por eso, muchos de estos niños altamente dotados no creen tener ninguna habilidad especial. Ocultos en un sistema que no valora sus habilidades, donde la creatividad y la divergencia se consideran extrañas, frenan su imaginación y la profundidad de su razonamiento. Acaban pensando de sí mismos que sus habilidades son algo negativo y renuncian a ellas.

Silverman asegura que:

“Cuando se sabe qué buscar, el alto potencial de un niño aparece en los lugares más inesperados y se expresa de las formas más inusuales: Un grafiti lastimero, una razón muy inteligente para no hacer los deberes, un chiste ingenioso, una pregunta fascinante, un juego de palabras, la concienzuda dedicación a una actividad, hacer las cosas de forma inusual, pintarlas del revés, una pasión que perdura, el valor de defender a los indefensos, la capacidad de mantener la calma en los momentos de caos. Todos estos son indicadores cualitativos de la alta capacidad”.

 

¿Quiénes son estos “superdotados invisibles”?

  1. Los niños altamente superdotados. Sorprendentemente, cuando más alto es su potencial, más complicada es la identificación. Estos niños encuentran difícil soportar la enseñanza actual y se esconden en sus mundos imaginarios.
  1. Los homeschoolers. El número de niños de altas capacidades que se sale del sistema educativo y opta por Homeschooling está creciendo en todo el mundo.
  1. Los superdotados de otras etnias y entornos socio-culturales y lingüísticos. Hay más niños de altas capacidades viviendo en ambientes de pobreza o bajo nivel económico que entre las clases más acomodadas. Es una mera cuestión de porcentaje.
  1. Los altamente creativos. Los niños que piensan “outside the box” (fuera de la caja) pueden ser percibidos como “raros” en lugar de superdotados.
  1. Las niñas y los homosexuales. Está demostrado que el número de niñas de altas capacidades es parejo al de niños, pero las niñas tienden a camuflarse más, ya que sufren una mayor presión social. También ocurre lo mismo entre los homosexuales.
  1. Los tímidos o los que han nacido en segundo lugar. Los primeros suelen ser invisibles en el sistema educativo y los segundos viven a la sombra de sus hermanos mayores y tampoco suelen ser identificados.
  1. Los niños nacidos en pueblos pequeños y zonas rurales. Para ellos, encajar en su comunidad es lo más importante, lo que les crea un conflicto interno con el hecho de mostrar sus habilidades y sobresalir.
  1. Niños de bajo rendimiento. Las medidas de atención a los niños de alta capacidad están diseñadas para los más capaces y ambiciosos académicamente. Aquellos faltos de esta “ambición” pueden no ser siquiera identificados.
  1. Los que tienen un estilo de aprendizaje diferente. La escuela actual es un escenario del aprendizaje auditivo-secuencial. Los niños con este estilo de aprendizaje son buenos oyentes, aprenden de forma secuencial, son puntuales y bien organizados. Aprenden de la forma que los profesores enseñan, por lo que tienen más oportunidades de lograr alto rendimiento. Los niños con un estilo de aprendizaje viso-espacial no poseen estas habilidades tan valoradas en la escuela. Estos niños, apodados como “los pequeños ingenieros”, suelen mostrar un entusiasta interés por las actividades espaciales o mecánicas, como la construcción, el diseño, el arte, la electrónica, la ciencia, la informática o el desarrollo de inventos.
  1. Los niños con Doble Excepcionalidad. La coexistencia de alta capacidad y dificultades de aprendizaje (dislexia, problemas de atención etc…) hace que se enmascaren la una a la otra. De esta forma, la superioridad de razonamiento que se demuestra en los debates en clase, no puede ser demostrada en los exámenes escritos, lo que a menudo les lleva a ser etiquetados como “inteligente, pero vago”.

 

La gran mayoría son detectados por sus padres

Aunque pueda parecer que es el profesor quien mejor identifica a estos niños, la realidad nos dice que no es así. En el año 2003, el propio Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid reconocía que “los padres son excelentes identificadores de sus propios hijos superdotados, ya que en el 70% de los casos la selección hecha es correcta”. Por el contrario, según los datos obtenidos en la Comunidad de Madrid, “los maestros identificaron tan sólo un 44% de los alumnos superdotados que estaban en sus clases (…) Además, identificaron como superdotados un altísimo número de alumnos -97%- que no eran superdotados. Esto indica que los profesores no están suficientemente formados para identificar a los superdotados”.

 

PARA SABER MÁS

 

Fotografía:

  • Pixabay. Sin necesidad de atribución para su uso comercial.

Agregar comentario: