0
Consejos para padres

18 consejos para la educación de las altas capacidades en el hogar

 

Es habitual escuchar conversaciones en las que se considera que los niños superdotados “son afortunados” y que “solo por ser superdotados tienen el éxito asegurado, por lo que no necesitan ayuda ni en la escuela, ni en el hogar, porque triunfan de forma natural”. Sin embargo, según  la especialista en superdotación Linda Silverman, distintos estudios demuestran que son muchos los estudiantes superdotados que no triunfan a menos que reciban una ayuda específica, acorde a sus necesidades especiales. Un porcentaje significativo de los niños con bajo rendimiento, fracaso o abandono escolar corresponde a estudiantes superdotados. Por este motivo se considera que el papel de los padres es esencial en las primeras etapas del desarrollo de estos niños (Silverman,1993).

 


¿Cómo pueden ayudar los padres a sus pequeños superdotados en el hogar?


Jessica Milner Davis nos da los siguientes quince consejos(¹):  

 

1. Recuerde que su hijo superdotado es todavía un niño. No importa su alto nivel intelectual, las necesidades fisiológicas de, por ejemplo, un niño superdotado de diez años cronológicos son las mismas que las de un niño no-superdotado, aunque distintas investigaciones han demostrado que sus necesidades sociales y emocionales se aproximan más a su edad intelectual.

 

2. Motive a su hijo a asumir riesgos intelectuales, pero sin presionarle. Los niños superdotados conocen sus límites y se animan a sí mismos cuando se les estimula, se les motiva o se les reta. Las presiones del entorno familiar a menudo les hacen encerrarse en sí mismos.

 

3. Elogie a su hijo superdotado por sus logros y por su perseverancia. La ansiedad que les produce el querer conseguir sus objetivos hace que se les tenga que alabar y tranquilizar frecuentemente. Ayúdele en sus esfuerzos y observe cómo su hijo precisa también su ayuda y guía.

 

4. Escuche a su hijo. Préstele atención. Su curiosidad le hace preguntar continuamente sus dudas. Su prodigiosa mente necesita que las contesten. Su inteligencia tiene la necesidad de ser estimulada y nutrida. Proporciónele acceso a todo tipo de fuentes educativas, tales como libros, revistas, enciclopedias, ordenadores, internet…

 

5. Apoye a su hijo superdotado en la búsqueda y seguimiento de sus pasiones e intereses. No fuerce que sus aspiraciones se tornen incumplidas. Déjele aspirar a lo que él desee ser y no a lo que usted quiere que sea.

 

6. Recuerde que su hijo es también humano. Déjele vivir como a él le guste. No le exija que esté despierto y “trabajando” cada minuto del día. Su mente se estimula también cuando está leyendo, jugando, soñando despierto o viendo la televisión.

 

7. Visite con su hijo bibliotecas, librerías, museos, galerías de arte, zoológicos, exposiciones científicas, lugares históricos y sitios de interés. Déjelo participar en clubs o asociaciones.

 

8. Fomente su originalidad. Ayúdele a conseguir y hacer todo aquello que responda a sus elevados intereses, alabando sus producciones como si fuesen “únicas en el mundo entero”. De ese modo, le ayudará a enorgullecerse del trabajo original y creativo.

 

9. Recuerde lo fina y frágil que es la línea que separa el “alentar” y el “presionar”. Esto es lo que puede marcar la diferencia entre un niño superdotado feliz y productivo y un niño superdotado insatisfecho y con bajo rendimiento escolar.

 

10. Por lo general, los niños superdotados tienen una aguda conciencia de los problemas adultos, tales como la vida/la muerte, el bien/el mal, la enfermedad, la guerra, el hambre, etc… Debido a su falta de experiencia y a su corta edad, son incapaces de llegar a resolver estos problemas, por lo que necesitarán su orientación y su apoyo.

 

11. Respete al niño y a su conocimiento. Permita que su hijo cometa sus propios errores, tenga paciencia y asuma que sus fallos no son intencionados. Permítale mucha libertad en temas poco trascendentes o materias insignificantes. No imponga su autoridad paterna excepto en crisis y problemas importantes.

 

12. Ayúdele con sus habilidades de estudio. Oriéntele y guíele en cómo planificar sus tareas escolares, sus deberes, obligaciones y proyectos en el hogar y en la comunidad.

 

13. No compare a su hijo superdotado con hermanos o amigos que no lo son. No lo favorezca o lo elijan para algo simplemente porque él es superdotado. Esto causará celos, resentimiento, alejamiento y rechazo entre sus compañeros o hermanos.

 

14. Enseñe y exija disciplina a su hijo superdotado del mismo modo que a sus hermanos o amigos que no lo son. La superdotación no puede nunca ser una excusa para un comportamiento inaceptable.

 

15. Recuerde que usted también es humano. Tiene una vida que vivir. Necesitará ayuda, orientación, apoyo y comprensión para apreciar y responder a las necesidades especiales de su hijo, sin que surjan sentimientos de inferioridad. Los sentimientos hostiles pueden conducirle, sin apenas darse cuenta, a la sobreprotección o a la dominación. No tema pedir ayuda para alcanzar sus objetivos.

 

Alicia Rodríguez Díaz-Concha, presidenta y fundadora de la Asociación Española para Superdotados y con Talento (AEST), con 25 años de experiencia al frente de esta asociación decana en la defensa de las personas con altas capacidades en España, incluye estos tres consejos más para los padres:

 

  • No imponga a su hijo obediencia sin razonamiento previo. Estos niños necesitan que las “órdenes” sean previamente razonadas.
  • Tenga en cuenta que los niños con altas capacidades suelen necesitar pocas horas de sueño.
  • Es posible que sus juegos no sean los habituales de los niños de su edad. No se preocupe, para ellos son juegos exactamente igual.

 


En síntesis, disfrute de su hijo. Estos niños son curiosos, entusiastas, dinámicos, se emocionan y excitan con las cosas y los temas novedosos… Tome vitaminas… y ¡¡diviértase con ellos!!


 

© Ana Díaz

Periodista. @anai_dj

 

PARA SABER MÁS:

  • (1) Estos consejos aparecen recogidos en el libro “Niños superdotados”, de Amparo Acereda Extremiana, doctora en Psicología y licenciada en Psicología y Pedagogía. La doctora Acereda es profesora del Departamento de Psicología de la Universidad Abat Oliva CEU de Barcelona y experta en el ámbito de la inteligencia excepcional y superior.
  • Milner-Davis, Jessica (1996) The gifted child in the family: Responding to the early childhood years. Talk given at the NSWAGTC 1996 Annual General Meeting, Sydney.

 

CC0 Creative Commons

Gratis para usos comerciales
No es necesario reconocimiento

Agregar comentario: