2
Tipos de altas capacidades intelectuales

Distintos tipos de alta capacidad 

Las investigaciones científicas más recientes nos dicen que existen muchos tipos de inteligencia. Por tanto, hay distintas formas de ser inteligente y de tener altas capacidades intelectuales. Los más reputados especialistas en este campo consideran que para identificar el potencial humano hace falta mucho más que un test.

“La inteligencia no es un concepto unitario, sino que más bien hay muchos tipos de inteligencia”

La dificultad histórica para definir y medir la inteligencia pone de relieve el gran problema que supone ofrecer una definición unitaria de las altas capacidades. Según Joseph Renzulli y Sally M. Reis, dos de los investigadores recientes más reputados en este ámbito, “la inteligencia no es un concepto unitario, sino que más bien hay muchos tipos de inteligencia” y, por tanto, no pueden utilizarse definiciones unívocas para explicar este fenómeno multifacético.

Según la teoría de Robert Sternberg (1984) sobre la inteligencia humana, existen tres tipos principales de alta capacidad: analítica, sintética y práctica. Por su parte, el psicólogo Hogard Gardner (1983) propuso siete tipos diferente de comportamiento inteligente o inteligencias múltiples: lingüística, lógico/matemática, espacial, corporal/cinestésica, musical, interpersonal e intrapersonal. Recientemente ha añadido una octava: la inteligencia naturalista.

¿Quién es Renzulli?

Joseph Renzulli es uno de los referentes mundiales en el campo de las altas capacidades.  Es internacionalmente conocido por su concepción de los tres anillos, no siempre bien comprendida y a veces utilizada erróneamente como modelo de identificación de altas capacidades, en lugar de como modelo de intervención. Renzulli ejerce como profesor de psicología de la educación en la Universidad de Connecticut, donde también trabaja como director del National Research Center on the Gifted and Talented. Su investigación se centra en la identificación y el desarrollo de la creatividad y el talento de los más jóvenes, y en modelos organizativos y estrategias curriculares que permitan la creación de contextos de aprendizaje diferenciado que contribuyan a la mejora total de la escuela.

Altas Capacidades

El Cociente Intelectual (CI) como criterio único

Según afirma Renzulli, en la Revista de Educación nº 368, editada en el año 2015 por el Ministerio de Educación español: “muy pocos son los investigadores o teóricos que a día de hoy sigan aceptando una medida aislada del Cociente Intelectual (CI) o de una prueba de rendimiento como una medida válida de la capacidad de un niño para llevar a cabo logros notables a lo largo de su vida. Esto no quiere decir que el CI o el nivel de rendimiento académico de un alumno no deba ser tenido en cuenta como uno de los criterios, quiere decir simplemente que no debería de ser el único criterio a la hora de identificar a un alumno para cualquier programa de enriquecimiento o de atención a la alta capacidad intelectual”.

 

“Son las personas y no los instrumentos las que toman las decisiones”

 

En este artículo, Renzulli explica que no existe el sistema de identificación perfecto, por lo que debe haber un equilibrio entre lo objetivo (los test o el rendimiento académico) y lo subjetivo (producto de la observación del evaluador, los padres, los profesores o los propios compañeros…). En definitiva, Renzulli hace hincapié en que son las personas, y no los instrumentos (test), las que toman las decisiones teniendo en cuenta distintas variables y criterios (no solo el CI).

Renzulli y Reis describen dos amplias categorías de alta capacidad: alta capacidad académica y alta capacidad productivo-creativa. Según afirman, ambos tipos son importantes y existe una interacción entre ellos. Por supuesto, los programas específicos para alumnos de altas capacidades deberían favorecer y dirigirse a ambos tipos.

 

Alto rendimiento o alta capacidad académica

Las altas capacidades como alto rendimiento podrían denominarse también alta capacidad en función de los resultados académicos o en función de los resultados de un test. Este tipo de alta capacidad es más fácil de medir mediante el CI u otros test de aptitud cognitiva y por esta razón es también el tipo más utilizado para seleccionar a los estudiantes que van a incorporarse a los programas específicos para los alumnos más capaces.

Las aptitudes que las personas manifiestan en los test de CI y de aptitudes son exactamente el tipo de aptitudes más valoradas en las situaciones de aprendizaje de la escuela tradicional. En otras palabras, las tareas requeridas en los test de aptitudes son similares en su naturaleza a las tareas requeridas por los profesores en la mayoría de las situaciones de aprendizaje.

 

La alta capacidad productiva-creativa

Este tipo de alta capacidad describe aquellos aspectos de la actividad humana que, como fruto del trabajo, están orientados al desarrollo de material original o de productos intencionadamente diseñados para tener un efecto original.

Las situaciones de aprendizaje destinadas a promover este tipo de alta capacidad hacen hincapié en el uso y aplicación de los contenidos y en las habilidades de pensamiento. Aquí el papel del estudiante se transforma: de ser un alumno que aprende lecciones pre-establecidas se convierte en investigador de primera mano. Este enfoque es bastante diferente al de la alta capacidad como rendimiento académico, que tiende a enfatizar el aprendizaje deductivo y la adquisición, almacenamiento y recuperación de la información.

 


¿Por qué cambiar una concepción de la alta capacidad numéricamente definida

mediante la aplicación de una prueba?


 

Según afirma Renzulli (1986-2015):

“Para identificar el potencial humano se necesita algo más que las habilidades reveladas mediante pruebas tradicionales de inteligencia, aptitudes y rendimiento. Por otra parte, la historia muestra que han sido las personas creativas y productivas del mundo, los productores más bien que los consumidores de conocimiento, aquellos que han reconstruido el pensamiento en todas las áreas de la actividad humana, quienes han llegado a ser reconocidos como individuos con verdaderas altas capacidades”.

 

Autora: Ana Díaz Jiménez. Periodista. @anai_dj

 

PARA SABER MÁS:

Fotografías: Pixabay.com

CC0 Creative Commons

Gratis para usos comerciales
No es necesario reconocimiento
2 comentarios:
  • Silvana

    Buenas noches, gracias por la información, está bien pero no creo que nos sirva de ayuda a toda mi familia y a mí, que tenemos que bregar por encontrar nuestro sitio en ésta sociedad…solos, como siempre, me hubiese gustado que incluyeran datos que nos permitan afiliarnos o asociarnos a alguna organización sin ánimo de lucro que de verdad sea una ayuda inmediata, real y práctica, para los que no tenemos recursos, para convivir con nuestra frustrante “peculiaridad”, porque somos muchos y a veces siento que me estoy agotando. Por otro lado, me gustaría preguntar ¿por qué el nombre es “altas capacidades”, como si alguno quisiese ser aún más notoriamente “raro” o “peculiar”, con esa especie de “cartel”? la denominación podría ser algo así como, “mente multifunción”, “mente velosináptica”, o simplemente “mente enlazada”, puede que suene demasiado coloquial, menos “científica”, pero podría tratarse el tema con tod@s de forma más natural, sin ocutarlo. No quisiera parecer impositiva, solo que ya que hay éste espacio, me pareció oportuno comentar aquí con tranquilidad por mi franqueza, sin que se malinterprete. Muchas gracias.

    • Altascapacidadesytalentos

      Hola Silvana. En la portada de la web tienes un enlace que dice “Consultas” a la página de la Asociación Española para Superdotados y con Talento (AEST). Se trata de una asociación sin ánimo de lucro que avala todos los contenidos de la web http://www.altascapacidadesytalentos.com. Te dejo aquí el enlace, por si te interesa: http://www.aest.es/consultas

      Respecto al nombre de “Altas Capacidades”, hace referencia a la capacidad intelectual y es la denominación utilizada en la legislación española.

      Gracias por tu comentario y disculpa la tardanza en responderte.

      Un saludo.

Agregar comentario: