0
Consejos para fomentar el talento

“Criar un genio es lo último que aconsejaríamos a los padres” 

Según dice la psicóloga especializada Siaud-Facchin, el niño de altas capacidades puede llegar a ser un líder intelectual del mañana, o no. No hay una relación causa efecto obligatoria. En función de si han sido amados, acompañados, comprendidos o excluidos, rechazados o maltratados por la vida y por los demás, los niños de altas capacidades se convierten en lo que pueden…

En este sentido, la investigadora estadounidense Camilla Benbow ha advertido, en declaraciones a la revista especializada ‘Nature‘, que “criar un genio es lo último que aconsejaríamos a los padres”, ya que “ese objetivo puede dar lugar a todo tipo de problemas sociales y emocionales“. De hecho, los principales especialistas coinciden en que lo que más hay que trabajar con los niños de altas capacidades es la parte emocional.

Así, Benbow y otros investigadores del desarrollo de talento han elaborado una serie de consejos para ayudar a los padres a fomentar tanto los logros como la felicidad de estos niños:

  1. Exponer al niño a diversas experiencias.
  2. Si el niño muestra intereses o talentos fuertes, proporcionarle oportunidades para desarrollarlos.
  3. Apoyar tanto las necesidades intelectuales como las emocionales del niño.
  4. Ayudar a los niños a desarrollar una ‘mentalidad de crecimiento’ elogiando el esfuerzo en vez de la capacidad.
  5. Animar a los niños a tomar desafíos intelectuales y a estar abiertos a fallos que les ayuden a aprender.
  6. ¡Ojo con las etiquetas! Ser identificados como ‘superdotados’ puede representar una carga emocional para el niño.
  7. Colaborar con los maestros para satisfacer las necesidades del niño, ya que los estudiantes inteligentes a menudo necesitan materiales más desafiantes, ofrecer apoyo adicional o la libertad de aprender a su propio ritmo.
  8. Poner a prueba las habilidades del niño. Esto puede ayudar a fortalecer los argumentos de los padres para apostar por un aprendizaje más avanzado, o puede revelar problemas como la dislexia, el déficit de atención o la hiperactividad, o problemas sociales y emocionales.

Por su parte, el investigador David Lubinski, se queja, en esta misma revista, de que la sociedad actual, al menos la estadounidense, está más motivada en apoyar a las estrellas deportivas que a los ‘atletas matemáticos’ (así llama a los talentos intelectuales). Pero “cuando nos fijamos en los problemas a los que se enfrenta la sociedad actualmente – ya sea sanidad, cambio climático, terrorismo, energía… – estos son los niños que tienen el mayor potencial para resolverlos”, comenta, y añade: “Estos son los niños por los que tendríamos que apostar”.

En este artículo la revista ‘Nature recoge algunos de los hallazgos de la investigación ‘The Study of Mathematically Precocious Youth (SMPY)‘, iniciada por el profesor Julian C. Stanley en la Universidad Johns Hopkins, en 1971, y dirigida actualmente por Camilla Benbow y David Lubinski, de la Universidad de Vanderbilt.

 

PARA SABER MÁS:

Revista “Nature”. 7 de septiembre de 2016. How to raise a genius: lessons from a 45-year study of super-smart children

 

Fotografía: Pixabay.com

CC0 Public Domain

Gratis para usos comerciales
No es necesario reconocimiento

Comentarios cerrados